No vendas, ayuda

NO VENDAS, AYUDA - LECCIÓN 3 - APRENDER A VENDER

Antes de empezar, no vendas. Por lo menos vender de la forma tradicional. La mayoría de las personas se sienten incómodas cuando alguien se acerca a venderles algo. Esto se debe a la cantidad de impactos que recibimos cada día: emails, llamadas, puerta fría..

Una vez hecha la prospección de clientes y de tener preparados nuestra base de datos y argumentario de ventas, ha llegado el momento de tener claros varios puntos antes de definir nuestra estrategia de ventas.

Vender ya no funciona.. y lo sabes Clic para tuitear

Cuando doy clases en master o cursos sobre ventas, siempre digo que flipo como todavía los vendedores siguen empleando la estrategia de insistir e insistir cuando saben perfectamente que el cliente ya les está dando largas.

Es una pérdida de tiempo, energía y productividad.

En DEPORTAE, siempre le digo a mi equipo comercial:

“Hay que llamar a todo el mundo e insistir hasta que podamos hablar con la persona que decide. Una vez que hemos hablado y no está interesada, no es necesario llamarle ni una vez más hasta que se cumpla el tiempo fijado (algunas veces es un año y otras cuatro meses)”

Esto se debe a que nuestro objetivo no es vender por vender. Es vender solo si nos necesitan, si podemos serles de ayuda.

Las personas quieren ser ayudadas. Clic para tuitear

STOP. Antes de seguir. Esta es la tercera lección de la serie aprender a vender. Si estás interesado en recibir las siguientes lecciones en tu email, déjalo justo aquí.







NO VENDAS, AYUDA – APRENDER A VENDER

 

  1. No vendas, crea relaciones.

Estoy convencido que la relación es la base de todo. La confianza. Una de las principales razones por las que ante igualdad de producto, precio y valor, un cliente se decidirá por tu producto o servicio, es la confianza que le generes. Hay que entender que los clientes son personas, como tú y yo, quieren que cumplas lo que prometes. Quieren tener una relación profesional contigo. No desean estar cambiando de proveedor cada 2 meses.

Así que primer consejo: Olvídate de vender por vender y céntrate en generar una relación.

  1. No vendas, ayuda a tu cliente.

Tu producto o servicio cubre la necesidad de un cliente. Eso significa que le está ayudando. Céntrate en eso, en ayudar. En aportar valor. En ser exactamente la solución a un problema. Esta es la mejor manera de vender que conozco. No vendas, ayuda.

Cuanto más ayudes, más venderás.

no vendas

  1. Sé honesto.

Si no puedes ayudar al cliente, díselo.

Mira, yo hago consultoría a algunos empresarios y cojo solo 10 clientes al año. Cada cliente tiene unas necesidades concretas y algunas de ellas se escapan de mis conocimientos. Vamos que no soy la mejor persona para ayudarle. Cuando me encuentro con un cliente que necesita por ejemplo asesoramiento financiero, siempre le soy totalmente honesto: “No soy lo que estás buscando, pero puedo recomendarte a “X” ”

Si miras a corto plazo puede parecer que he perdido un cliente, pero si lo haces a largo plazo, he ganado la confianza de un futuro cliente. Cuando necesite algo sobre: lanzar proyectos, crecimiento, conferencias, marketing o mejora de procesos, estoy seguro que me llamará.

Que no cierres la venta en este momento, no significa que no la puedas hacer en un futuro.

--

Hasta aquí la tercera lección: No vendas, ayuda. Ya tienes disponible la cuarta lección: Estrategia de ventas

Si eres nuevo y quieres ir a la primera ¡Pincha aquí!

Recuerda que si quieres recibir el resto de lecciones en tu email, solo tienes que dejármelo aquí 😉