Diferenciación ¿por qué debe comprarte a ti tu cliente y no a la competencia?

Cada día soy más consciente de que uno de los principales problemas que tienen muchas empresas es la falta de diferenciación. Suelen llegar a Yellow. contándonos otro problema, pero al final siempre llegamos a la misma pregunta:

¿por qué debe comprarte a ti tu cliente y no a la competencia?

  • ¿Por qué tengo que confiar en ti la gestión de mis importaciones?
  • ¿Por qué debo comprar mis gafas graduadas en tu óptica?
  • ¿Por qué debo comer en tu restaurante?
  • ¿Por qué tengo que contratar la animación de mi hotel contigo?
  • ¿Por qué debo comprar mi ropa interior en tu tienda?

Tener súper estudiada la respuesta a esa pregunta y trazar una estrategia de marketing alrededor de ella, soluciona casi todos los problemas.

Crear una estrategia de diferenciación va sobre estudiar y definir tus fortalezas, en qué eres especialmente bueno. En cambio muchas empresas lo enfocan a algo parecido pero muy diferente: en qué su producto es mejor que el de la competencia. ¡Error!

Diferenciación

Las empresas invierten miles de millones en marketing cada año para diferenciarse de la competencia, ignorando en muchos casos que lo que los hace diferentes es lo que tienen en casa. La verdad, la historia, los valores que nadie más puede tener. Cuanto más te enfoques en esa realidad tan tuya, más cerca estarás de tener una diferenciación firme de marca.

Si hablásemos de tenis, estaría bien que Rafa Nadal estudie el juego de un rival antes de competir cara a cara, porque necesita conocerle tácticamente. Pero la realidad es que la mayoría de los tiros ganadores de Rafa vienen de entender sus fortalezas y trabajar en lo que hace él realmente bien. 

Para establecer tu diferenciación, no debes mirar demasiado a la competencia. Ya sea como persona o como marca, no puedes tener una identidad única si pasas la mayor parte del tiempo mirando fuera.

La diferenciación llega cuando te centras y enfocas de manera auténtica en dar y mostrar lo mejor de ti. No tienes que ser una versión mejorada de la competencia, sino descubrir cómo ser tú.