Una marca tiene que emocionar  Una marca tiene que emocionar porque es el mejor camino para poder conseguir la tan ansiada fidelidad del cliente. Las marcas deben aprender a conectar emocionalmente con sus audiencias/clientes si quieren sobrevivir. Te cuento una historia real: La semana pesada nos escribe a Yellow. una empresa que ofrece un servicio 100% offline, pero que la mayoría de sus ventas vienen a través del canal online. Nos comenta que ha rediseñado su estrategia de Branding (entre otras cosas) y que no le está funcionando. Partiendo de la base que cambiar la...