Hace muy poco hablé sobre los intraemprendedores. Trabajadores por cuenta ajena que asumen responsabilidades y comportamientos por encima de la media. Hoy quiero hablaros de las 5 cualidades profesionales que creo que escasean hoy día.

Cuando alguien habla de liderazgo, piensa en tener personas a su cargo, un despacho y una tarjeta de visita que ponga “Director”. En cambio, el liderazgo no tiene nada que ver con la antigüedad o posición de una persona. Es posible que alguien haya trabajado durante muchos años en un lugar y no haya adquirido las cualidades y habilidades necesarias para dirigir un equipo. Ser ascendido a un puesto directivo no te convierte automáticamente en un líder. Que tus compañeros te valoren, necesiten y sientan que los haces mejores, si lo hace.

Estos son en mi opinión las 5 cualidades profesionales que escasean hoy en día:

1. Mantenerse positivos, incluso en las peores situaciones

Estoy convencido que no se puede tener un equipo feliz y motivado a menos que haya un clima de confianza. Esto se logra siendo positivo cuando las cosas van mal (nada sencillo) y creando una atmósfera en la que la gente sienta que forman parte de una causa común. Que todos remamos en la misma dirección para que nadie se baje del barco.

2. Demostrar confianza

Necesitamos profesionales que confíen en ellos mismos. Que asuman riesgos y responsabilidades con su trabajo.
Que no tengan miedo a fallar pero a la vez sientan cada fracaso como propio.

🔥 ANTES DE SEGUIR.
Mi objetivo con el blog es proporcionarte todo el contenido y valor posible para que seas independiente, excelente, seguro y capaz de conseguir lo que te propongas. Para lograrlo, cada lunes envío un email con mi mejor contenido. Deja aquí tu email si quieres recibirlo.






3. Cometer errores y solucionarlos

Da igual los mecanismos que pongas para intentar evitarlo, los errores ocurren; es ok. Solo necesitas saber cómo solucionarlo y evitar que se vuelva a producir ese mismo error. Necesitamos profesionales comprometidos y que acepten que no son perfectos, aunque luchen día a día por serlo.

4. Saber cómo y cuándo delegar

En un ambiente de equipo, cada profesional debe conocer sus limitaciones. Ya sea por tiempo, experiencia o conocimiento. Saber cuándo debemos delegar una función, es crucial. No se trata de delegar lo que no quieres hacer, sino lo que no sabes, puedes o alguien hace mejor que tú. No es tener menos trabajo, se trata de hacer un trabajo increíble.

5. Asumir la responsabilidad

Las excusas no sirven para nada. Tú solo puedes centrarte en lo que puedes controlar y en eso tienes el 100% de responsabilidad. Necesitamos profesionales que asuman riesgos, pero de los que se hagan responsables. Personas capaces de remangarse y no irse de la oficina (sin que nadie se lo pida) hasta que algo esté terminado. Profesionales que no ponen excusas. Ejecutan y solucionan lo mejor que saben.


Quizás te hayas sentido reflejado en alguna de las cinco cualidades (si es así enhorabuena). También es posible que mientras leías, hayan pasado por tu cabeza algún que otro: “ya, pero..” es ok.
Yo solo digo que necesito, quiero, busco profesionales así. Tengo la suerte de compartir mi día a día con personas que hacen un trabajo sobresaliente, pero no siempre ha sido así. Tampoco por mi parte. Tenemos el compromiso de ser mejores y estás cualidades te van a ayudar a serlo.

¡Seguimos!