Cuando te ofrezcan exactamente lo que estabas buscando, acepta la oportunidad.

Di que si.

Si eres músico, cuando Internet te da la oportunidad de que puedas tocar lo que quieras, graba de la forma que quieras y suéltalo cuando quieras, según te apetezca, a los fans que quieras, pero hazlo.

Si eres actor, cuando Internet te dice que puedes actuar cuando quieras, filmarlo con el equipo que puedas y distribuirlo por todas partes, hazlo.

Si eres escritor, e Internet te dice que puedes escribir lo que quieras, cuando quieras, con la longitud y el tema que prefieras, y luego enviarlo a cinco o diez o un millón de amigos y seguidores, maldita sea, hazlo.

Creo que has captado la idea.

Ahora, por primera vez, puedes elegir. Puedes ser responsable de lo que haces y de cómo lo haces. Tienes que hacer el trabajo duro e importante de encontrar y gustar a tu audiencia.

 Pero tienes que decir, "sí" y claro: HACERLO