Cada empresa, profesional, cada proyecto, cada interacción, tiene un único objetivo, existe para hacer solo una cosa: Cambiar las cosas.

Conseguir una venta, lograr un cambio de pensamiento, romper paradigmas mentales y llevar a los alumnos a otro nivel como ocurre en PUSHCAMP, acercar a un grupo social, cambiar una política o mejorar el mundo. Da igual, todo es un cambio.

Como profesionales del marketing, tenemos la obligación de cambiar las cosas, de generar un impacto y casi siempre infravaloramos nuestra capacidad de hacer que el cambio suceda.

Si tuviera que elegir solo un consejo de marketing para darte, sería: haz cosas, muchas cosas, que cambien las cosas. Que te cambien a ti y por tanto cambien las cosas fuera.

Lo veo cada día con los alumnos del #EcommercePushcamp , profesionales que entraron con ganas y en tan solo las 4 primeras clases, ya están en un nivel muy superior.

Cambia las cosas hoy, antes de irte a casa, antes de empezar el fin de semana.  Lanza esa idea, publica ese blog, apúntate a la segunda edición de PUSHCAMP ,lanza ese anuncio, llama a ese cliente.

Ve al límite, al margen, al lugar en el que dudas, exactamente al sitio que podría no funcionar. No esperes a que nadie te dé permiso, solo ve y cambia las cosas.