Cómo tener ideas de negocio

Estoy seguro que si te gusta el emprendimiento y los negocios, has tenido o tienes miles de ideas de negocio rondando por tu cabeza. A mi me pasa lo mismo constantemente. Pero hay veces, momentos, en los que es difícil encontrar esa inspiración para tener la idea. De eso quiero hablarte hoy, de cómo tener ideas de negocio cuando no se te ocurre nada.

Bajo mi punto de vista, las ideas son importante. No determinantes, pero si tienen algo de importancia en que un proyecto funcione. Sobre todo, y en lo que más me fijo a la hora de invertir o emprender un proyecto, es que la idea vuelva loco al empresario. No tiene que ser un requisito imprescindible, pero si lo hace, es un punto a favor.

Tener ganas de emprender, pero no saber por dónde tirar, es como tener una palabra en la punta de la lengua que no sabes decir. Sabes lo que quieres conseguir, pero no sabes cómo encontrar el camino. Esto ocurre mucho con las personas que se fijan mal sus objetivos. Si te interesa este tema, lee mi post: Cómo fijarte objetivos a 4 meses.

Detectar ideas de negocio es fácil. Lo difícil es ejecutarlas, hacer que funcionen. Tener el coraje suficiente de persistir en el tiempo, pese a las complicaciones. Eso es lo verdaderamente difícil. Aún así no se puede llegar a ningún sitio si no fijamos bien nuestro destino, por lo que aquí tienes la forma más útil para tener ideas de negocio.

Cómo tener ideas de negocio

Escuchar las quejas

Los negocios en su esencia, son solo soluciones a los problemas de la sociedad. Una queja es una bendición en el mundo de los negocios. Cuando alguien se queja de algo, está diciendo a gritos que necesita solucionar algo.

Nuestro objetivo como empresarios es crear ese producto o servicio que cubra esa necesidad.

  • La ley dice que hay que recoger la caca de los perros en la calle: creamos una correa de perros que incluya bolsitas.
  • Siempre que voy al fisioterapeuta tengo que preguntar sobre qué horas tiene libre para atenderme: creamos una APP para poder reservar cita sin tener que hablar por teléfono.

Antes de tomar la decisión de emprender, recuerda validar si tu idea de negocio es buena o no.

Cuando escuches una queja, que son muchas las que hay por ahí a diario, enciende tu radar. Quizás puedas sacar algo de beneficio solucionando los problemas de los demás.

Antes de despedirme, te dejo la conferencia que di en el congreso impulsando emprendedores, que quizás te pinche un poco en el culo.