Consejos para combatir el miedo

"Estamos más tiempo asustados que heridos, y sufrimos más imaginando que viviendo" – Ricardo Llamas

Hay dos grandes enemigos en el camino para conseguir nuestros objetivos: el miedo y la procrastinación. Vamos a centrarnos en el miedo.

El miedo es una reacción humana que – en teoría - nos ayuda a protegernos. Nos prepara para la aventura y sobre todo para ser cautelosos. Como en todo, el problema no es el miedo en si, sino cómo actuamos cuando lo sentimos. Si nos dejamos influir por el miedo, tomaremos decisiones que por lo general no nos acercarán a nuestros objetivos. Si dejamos que el miedo nos controle, nos volveremos seres mediocres que aceptan el status quo y la inercia que la propia vida ofrece.

Estoy orgulloso de decir que cada vez tengo menos temores en mi vida y que cada miedo que irrumpe en mi mente, trato de controlarlo y hacerle frente de la mejor manera posible. Esto no siempre ha sido así. Durante años he sentido mucho miedo al que dirán, a equivocarme, a no llegar, a perder y a miles de cosas más. Como he dicho al principio del post, el miedo es algo que nos acompañará siempre. En cambio, tenemos la opción de decidir qué queremos hacer con él. Imagina que tú eres un barco y debes decidir quien lleva el timón.

5 consejos para combatir el miedo

El miedo es un hábito. Usted puede eliminarlo con dos soluciones simples: puedo y lo haré - Napoleón Hill

  1. Acostúmbrate a tener miedo

Empieza a generar el hábito de hacer las cosas que te asustan. Toma el mando de tu vida y encara tus miedos. Cuanto más lo hagas más seguro y más fuerte te volverás. Cada vez que nos enfrentamos a nuestros miedos, ganamos confianza y fuerza para encarar los demás.

¡Antes de seguir! Deja tu email aquí para no perderte las novedades del blog.






  1. Recuerda que el miedo está solo en nuestra mente

El miedo es tan real como tus sueños. En cambio le hacemos mucho más caso. Siempre podemos controlar nuestros miedos, solo debemos centrarnos en qué vamos a hacer para que no ocurra eso que nos atemoriza, o qué vamos hacer cuando ocurra. En el momento en el que te centras en hacer y no en suponer, el miedo desaparece.

  1. Conoce tus 3 grandes miedos

Hay 3 grandes miedos que son la fuente de todas tus preocupaciones. Identifícalos y apúntalos en un papel. Luego, traza un plan para vencerlos. Saber que si en algún momento, ese miedo se hiciese realidad tendrás un plan para solucionarlo, te permitirá poder tomar decisiones con mucha más inteligencia. Cada uno de nosotros debe enfrentar sus propios miedos, debe encontrarse cara a cara con ellos. Cómo manejamos nuestros miedos determinará hacia dónde vamos a llegar con nuestra vida.

  1. Prepárate para lo tiempos difíciles

La vida no es un camino de rosas. Hoy estamos arriba y mañana estaremos abajo. Debemos prepararnos para los tiempos difíciles que seguro aparecerán. Aprender cómo ser más resistentes y hacer de la resiliencia nuestra mejor baza.

  1. Crea un plan para ser grande

Como digo en mi libro “Elígete a ti mismo y haz que funcione”, debemos ser responsables y trabajar para obtener resultados. Crea un plan para conseguir las cosas y cúmplelo. No hay más. A eso se reduce todo en la consecución de objetivos. Si quieres hacer algo, identifícalo y traza el plan correcto para conseguirlo. Si quieres una hoja de ruta, explico una muy detallada en mi libro.

"Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos más allá de nuestra imaginación. Es nuestra luz más que nuestra oscuridad lo que nos asusta. Nos preguntamos: - ¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso y fabuloso?. Pero, sinceramente, ¿quién eres tú para no ser así?”- Marianne Williamson

Recibe mis artículos una vez a la semana 🙂






¿Te ha gustado el post? Compártelo con tus amigos en las redes sociales.

Si lo prefieres podemos hablar en Facebook Instagram.

También puedes dejar un comentario 😉