Controla tu horario

Si el tiempo es el mayor activo que tenemos, más te vale que empieces a controlar tu horario. Ricardo Llamas

Como mis lectores, amigos, compañero de redes sociales y revolucionarios varios saben, soy de esas personas a las que les gusta empezar el día temprano. En concreto sobre las 5am. Después de mi último video “Cómo sacar más rendimiento a tu día” he recibido muchos emails vuestros preguntándome trucos y estrategias para levantarse antes. Me he decidido a escribir este post para aclarar que la clave para ser más productivos no está en levantarse temprano sino en lo que haces cuando estás despierto.

Solo levantarte temprano no te hace más productivo que cualquier otra persona. Incluso la idea de que la mañana es mejor que la tarde, está sobre valorada. Cuando hablo de “Controla tu tiempo” me refiero a que te adueñes de tu vida. De que definas tu horario. De que trabajes lo que quieras trabajar: 6,8,10,12,16 horas al día en el horario que mejor te convenga y rindas más.

Soy honesto contigo, yo me levanto sobre las 5am sin ningún tipo de esfuerzo. No tengo despertador. No utilizo nada para levantarme. Mi cuerpo lo hacer automáticamente a la hora que quiere. Eso si, en el momento en el que me despierto, no pierdo un minuto. Mi cabeza funciona a 100.000 desde que me levanto, y claro, eso debo aprovecharlo.

Dicho esto, levantarse temprano tiene sus privilegios. Me permite adelantar y organizar muchas cosas sin distracciones. Puedo llevar a mis hijos al colegio sin la presión de tener que ir rápido a la oficina para empezar a hacer, ya que llevo 3 horas haciendo previamente. Disfruto de dos o tres horas en las que nadie me llama, escribe o distrae. Créeme, para una persona como yo, con empresas, muchos trabajadores, proyectos diferentes, familia, etc, eso es mucho 😉

Trabajar duro para mi no significa despertarme antes que nadie y trabajar hasta que caiga rendido. No se trata de cuánto duermes o de cuánto no duermes. Lo realmente importante es lo que haces mientras estás despierto. Si trabajas duro e inteligentemente mientras estás despierto, da igual si te despiertas a las cinco o a las once. La clave está en estar al 100% en lo que hagas. Escribiendo este post, en una reunión, en una llamada de teléfono. ¡Da igual! Pon todo lo que tienes. ¡Eso es trabajar duro!.

Como conclusión final me gustaría resaltar que no hay una hora perfecta para hacer que tus proyectos funcionen. Esa hora la marcas tú. Muchas personas pierden ingentes cantidades de tiempo y energía en cosas que no les aportan nada y sobre todo que no les llevan a donde quieren llegar. Da igual que esas personas se levanten a las 3am cada día. Seguirán perdiendo el tiempo.

Aquí te dejo el video de “Cómo sacar más rendimiento a tu día”. Me encantaría que me echaras una mano y te suscribieras al canal pinchando aquí. Te estaré muy agradecido. ¡Seguimos!

Déjame tu email si quieres que sigamos en contacto