el coste de no intentarlo

Cuando nos decidimos a provocar cambio, emprender o tratar de hacer algo diferente, siempre nos cuestionamos:

¿Qué nos va a costar? , ¿Cuánto vamos a invertir en esta idea?

Lo primero que se nos viene a la mente es dinero, vamos a tener que arriesgar capital.

También comodidad, vamos a tener que salir de nuestra zona de confort, mover el culo y luchar.

Nos costará seguridad, quizás tengamos que dejar un trabajo por ir a buscar nuestros sueños o metas.

Pero, te has planteado alguna vez: ¿Cuál es el coste de no intentarlo?

El riesgo de seguir con una vida que no te llena, levantarte todos los días con un pensamiento en la cabeza de algo por lo que no eres capaz de luchar. Hacerte mayor y no saber que pudo pasar con esa idea maravillosa que tuviste.

¿Qué hubiese pasado si hubieras aceptado ese trabajo en el que te pagaban menos pero disfrutabas trabajando?

Tener esa carga si que es un coste ¿no crees?

Normalmente se me suelen ocurrir bastantes ideas al cabo de un mes y no tengo tiempo ni recursos para ponerlas todas en práctica, entonces lo que siempre hago es plantearme lo siguiente: ¿El riesgo de no hacerlo es mayor o menor que el riesgo de intentarlo?

Si el riesgo de NO HACERLO es MAYOR que el riesgo de intentarlo, entonces lo hago. ☺

 

Hablamos?    Facebook   Twitter

Si te ha gustado este post te recomiendo leer:

Razones por las que debes elegirte a ti mismo

Los Super Héroes no se cruzan de brazos