El efecto compuesto 

Conocí este concepto gracias al libro de Darren Hardy, titulado: El efecto compuesto.

Seguro que conoces bien la historia del conejo y la tortuga, esa que explica que no es necesario ser el mejor, el más inteligente o incluso el más rápido para lograr tus metas. Lo que realmente marca la diferencia es que utilices el tiempo y tus recursos a tu favor, aplicando y trabajando de manera consistente.

El efecto compuesto habla exactamente de eso: pequeñas acciones sostenidas en el tiempo producen mayores resultados que los grandes cambios.

La fórmula es:

Acciones pequeñas e inteligentes + constancia + tiempo = grandes resultados

Pongamos por ejemplo a tres amigos que toman decisiones diferentes sobre varios aspectos de sus vidas:

  • Luis no cambia nada y sigue con su vida tal y como lo viene haciendo hasta ahora.
  • Antonio decide darse un capricho cada día y consume una chocolatina de 125 calorías cada día.
  • Juan decide que tiene que cambiar y ponerse en forma por lo que se va a privar del refresco de 125 calorías que toma cada día, además decide también dedicar 30 minutos al día a formarse y leer un libro.

Si nos fijamos, ninguno de ellos está asumiendo ningún esfuerzo alucinante, para bien, ni tampoco para mal. Por lo que los cambios a corto plazo no son significativos, pero en cambio a largo plazo son alucinantes.

Pasados apenas 10 meses, no se puede apenas percibir ninguna diferencia entre los tres amigos.

En cambio, al cabo de 31 meses la cosa cambia:

Para Luis nada ha cambiado. Ya que él decidió no cambiar nada.

Antonio por su parte ha engordado 15 kgs, está peor con el mismo y las cosas empiezan a empeorar.

En cambio Juan pesa 15 kgs menos, ha leído numerosos libros en estos casi 3 años y es una persona mucho más capaz y físicamente mejor.

A grandes rasgos este ejemplo explica a la perfección el efecto compuesto.

La mayoría de nosotros no aplicamos estos cambios a nuestra vida porque los resultados se ven a largo plazo. Vivimos en una sociedad que quiere la recompensa inmediata, lo cual es un gran error. Tanto en la vida como en los negocios. 

Hay que trabajar siempre a largo plazo. Ser muy rápidos y activos en el corto plazo y pacientes en los resultados a largo plazo. Ese sin duda, es uno de los mejores consejo que me han dado.