Habilidades empresariales imprescindibles

Después de mucho hablar y relacionarme con emprendedores y empresarios de diferentes niveles, me he dado cuenta que lo que diferencia a unos de otros, no son sus estudios, idea o experiencia. Son las habilidades empresariales con las que cuentan.

Cualidades como la creatividad, la capacidad de mantenerse empujando frente a las dificultades, y las habilidades sociales, son más que necesarias para construir grandes empresas. No en vano, si te fijas en los grandes CEOs de las compañías, suelen ser personas con enormes habilidades, mucho más que capacidades técnicas (obviamente importantes).

Para mi, las habilidades empresariales imprescindibles se dividen en cuatro categorías:

  1. Habilidades Personales
  2. Habilidades Interpersonales
  3. Pensamiento crítico y creativo
  4. Práctica

Si te parece interesante, vamos a ver cada categoría con más profundidad:

Habilidades Personales

Optimismo:

El optimismo es sin duda un verdadero activo dentro de la empresa y ayuda enormemente en los malos momentos que se tienen todos los días en la empresa.

Visión:

Todo CEO debe ser capaz de visualizar la "gran imagen" y explicarla correctamente a los compañeros de la empresa. Hacerlos partícipes de la visión de la compañía.

Iniciativa:

Iniciativa y proactividad son rasgos imprescindibles para liderar una empresa.

Persistencia:

¿Estás motivado? ¿Te auto motivas? Debes estar dispuesto a trabajar duro por un largo tiempo.

Tolerancia al riesgo:

Acostúmbrate a tomar riesgos. En el mundo de la empresa y de los empresarios, se consiguen pocas cosas si no estás tsdipuesto a tolerar grandes dosis de riesgo.

Habilidades Interpersonales

Dirección y motivación:

Del CEO o empresario va a depender que otros obtengan los resultados esperados. Más te vale adquirir la capacidad de dirigir y motivar a tu equipo.

Comunicación:

Los grandes líderes suelen ser grandes comunicadores. Cada vez más se valora en la alta dirección, a los profesionales que tienen grandes habilidades comunicativas.

Escucha:

Igual de importante que comunicar es escuchar observar lo que ocurre en tu empresa.

Relaciones personales:

No podemos perder de vista nunca que los negocios son relaciones personales. Tratos, acuerdos, transacciones de confianza entre personas. En este articulo, hablé sobre el marketing humano, por si quieres profundizar sobre el tema.

Negociación:

No solo hay que saber negociar en las ventas y compras de la empresa, sino también para solucionar diferencias entre los miembros de tu equipo.

Ética:

Es curioso, siempre he pensado que la ética en el trabajo era algo imprescindible. En cambio, en mis 10 años como empresario, me he dado cuenta que es una habilidad que no todo el mundo tiene. Ser tipo con tus trabajadores, clientes y socios no solo es necesario, sino que es IMPRESCINDIBLE.

Pensamiento crítico y creativo

Pensamiento creativo:

¿Eres capaz de ver situaciones desde diferentes perspectivas y encontrar ideas y soluciones originales?

Resolución de problemas:

A diario estoy enfrentándome a problemas diferentes. Unos de fácil solución, otros más complejos y otros en los que el tiempo para solucionarlo o coste, es mayor al beneficio.

Muchos problemas no se resuelven en horas, sino que algunos tardan semanas. Pero lo importante de solucionar un problema no es el tiempo que tardes en solucionarlo, sino que quede resuelto. Que se le aplique un proceso por el cual ya nunca más vuelva a ser un problema, sino un asunto por solucionar. Que las personas de tu equipo que vuelvan a enfrentarse a esa casuística, sepan solucionarlo con las herramientas que les has dado.

Habilidades empresariales imprescindibles

Habilidades prácticas

Reconocimiento de oportunidades:

Muchas veces vemos las cosas más complicadas de lo que son en realidad, pero al final esto se trata de generar nuevas oportunidades de forma constante, que nos permitan aumentar nuestras probabilidades de éxito.

Fijación de metas:

Para mi la clave está en la fijación de metas, y cómo trabajar día a día para alcanzarlas.

Planificación y organización:

No se puede llegar a un destino, si no defines perfectamente cuál es. En mi opinión este es uno de los mayores errores que cometen las personas que lanzan proyectos. No tienen nada claro el objetivo final y se acaban conformando con lo que les va llegando. Ya lo expresaba de manera fenomenal Séneca: “A quien no sabe a que puerto encaminarse, ningún viento le es propicio”.

Conocimiento del negocio:

Obviamente el nivel técnico es imprescindible. La he dejado para la última, no porque sea la menos importante, sino porque es algo básico que sin lugar a dudas marca la diferencia. Para poder tener éxito en la empresa, lo primero que debes ser es un profesional como la copa de un pino. Nada sirve, ninguna habilidad empresarial, sin un GRAN PRODUCTO.

-

En mi opinión estas son las habilidades empresariales imprescindibles que todo CEO o emprendedor debería tener o trabajar. En un mundo tan competitivo como el actual, ya no solo necesitas de un gran nivel técnico. Debes obsesionarte las habilidades.