5 hábitos que abandonar

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito. Aristóteles

Prácticamente todo lo que obtenemos en nuestra vida es el resultado de las acciones que hacemos. Nuestro estado físico, la economía, la amistad o el amor, dependen prácticamente de lo que hagamos para que vayan bien o mal. Parece lógico decir que si mejoramos nuestras acciones, mejoraremos los resultados. Cambiando los malos hábitos e incorporando algunos mejores, empezaremos a hacer que nuestros proyectos funcionen. Suena bien, ¿no?.

Llevo más de un año bastante centrado en cómo conseguir grandes resultados. Estudiando por qué hay personas que alcanzan sus objetivos y otras que no. Dispones de gran parte de mis conclusiones y de un método para hacer que los proyectos funcionen, en mi libro: “Elígete a ti mismo y haz que funcione”.

¿Por qué los humanos hacemos las cosas que hacemos? Cuando te paras a analizarlo, descubres la cantidad de acciones perjudiciales que realizamos diariamente y sobre todo de forma consciente. Es algo estúpido, pero lo hacemos prácticamente todos. Entre mis conclusiones, descubrí que gran parte de los malos hábitos que mantenemos en nuestra vida de forma consciente, se deben al miedo. Nuestra mente se agarra a ideas, eventos, imágenes y sentimientos que podrían ocurrir, para paralizarnos y seguir en la misma rutina actual. A nuestra mente no le gustan los cambios, quiere seguir haciendo las cosas de la misma forma, con los mismos resultados. Es por ello que cuando quieres cambiar un hábito perjudicial de tu vida y no lo haces, la respuesta más común es: “Yo es que soy así”.

Imagina tu vida como la rueda de un hámster. Cuanto más rápido corre, más se mueve la rueda. Cuanto más hábitos positivos tengas, mejor te irá la vida. Cuanto más hábitos negativos, peores resultados tendrás. Suena fácil y sencillo porque así es. “Si comes cebolla, __________ cebolla”.

Hoy quiero hablarte de los 5 hábitos que abandonar:

  1. La queja

Este es uno de los mayores hábitos destructivos de la humanidad. Raro es ir a un sitio y que alguien no se esté quejando. Empezar una conversación y que no aparezca a los pocos minutos. Es uno de los mayores signos de una mente inconsciente. La próxima vez te encuentres quejándose, pregúntate por qué y sobre todo: ¿qué puedo hacer para cambiarlo?.

  1. Dejar para mañana

Dejar las cosas para mañana, provoca estrés. Sabes lo que tienes que hacer, pero simplemente no te apetece hacerlo ahora. Pasar a la acción y hacer el trabajo importante es sin duda uno de los mejores hábitos que podemos incorporar a nuestra vida. ¡Cumple con tus objetivos hoy!

  1. Trabajar demasiado

Es posible que tengas el trabajo más importante del mundo. Que desees hacer millones de cosas para tener más y ser más. Eso está muy bien. Pero todos tenemos que tomarnos un respiro y pensar: Al final de mi vida, ¿voy a lamentarme de no haber trabajado más, o voy a lamentar no haber pasado más tiempo disfrutando de mi y de los míos?

  1. Preocuparme por lo que todo el mundo piensa sobre mi

Sé que esto puede sonar chocante, pero debemos saberlo. ¡A la mayoría de la gente le damos igual!. ¡No piensan en nosotros!. No te lo tomes a mal. Lo único que quiero decir es que preocuparse por lo que otros piensan es en última instancia, preocuparte por ti mismo en la versión negativa. Ocúpate en ser tu mejor versión, perdónate los errores aunque los otros no te los perdonen y deja de pensar en los demás. Todo te irá mucho mejor. Como me gusta decir: “Tu opinión no paga mis facturas”

  1. Vivir en el pasado y preocuparse por el futuro

Esta ha sido mi favorita muchos años. Al miedo le encanta este hábito, ya que te mantiene en un perpetuo estado de tensión. Tienes miedo a repetir los errores del pasado, tienes miedo de que las cosas salgan mal en el futuro y mientras, estás perdiéndote el presente. Pasamos gran parte de nuestro tiempo preocupados por cosas que no ocurrirán jamás. La única verdad es que todo depende de lo que hagas hoy. Tú creas el futuro con tus acciones.

Recibe mis artículos una vez a la semana 🙂






¿Te ha gustado el post? Compártelo con tus amigos en las redes sociales.

Si lo prefieres podemos hablar en Facebook Instagram.

También puedes dejar un comentario 😉