Si me sigues en las redes sociales, habrás visto que he empezado una nueva temporada de los #LLAMASVLOG diferente. La idea, es contar parte de mi día como empresario en solo un minuto. El backoffice, la parte que no se ve. Algo así como el making off de una peli.

Si tienes Instagram, puedes seguirme aquí

Si no tienes, también puedes verlos en YouTube. Te dejo el vídeo de ayer en Madrid. Se ve muy rápido, solo es un minuto.

Hacer mucho

Ayer lo estuve hablando con Marcos de Verdecora. La clave para subir contenido diferente y en más cantidad, reside en retransmitir y no en crear. La gente de obsesiona con hacer mucho desde cero, cuando la clave, en mi opinión, está en aprovechar todo lo que ocurre cada día.

Obviamente parte de la premisa de que debes involucrarte con la acción.

Hacer mucho no significa que seas más rápido que el resto. Sencillamente indica que no paras. Tampoco tiene que ver con la velocidad, hacer mucho trata sobre la intensidad. No sirve para nada si no incluye un propósito o una meta, si no lo tienes, mejor quédate en casa. Para mi hacer mucho es una filosofía de vida. De estar siempre en movimiento. Lo relacionaría con no detenerte ante nada y disfrutar cada día de la sensación de estar vivo. Crear cosas, lanzar proyectos, escribir libros, canciones, teatro, conferencias, viajes..

Vivir más de 3 vidas en una sola, eso es hacer mucho. ¿Puedes decirlo? Clic para tuitear

Hacer mucho mejora tus habilidades, te ayuda a resolver obstáculos que antes eran demasiado duros. Construir más cosas de las que antes creías que serías capaz de crear.

Hacer más que el resto es cuando mi equipo de DEPORTAE consigue poner en una semana a 70 personas nuevas y extras a funcionar para un solo día y con servicios diferentes. Eso es hacer mucho .

Tampoco es estar ocupado, es diferenciar importante de trabajo.

Es luchar para conseguir más tiempo, para alargar los días, las semanas y llegar a más proyectos, más objetivos, más familia, más deporte, más sueños, más tiempo para ti.

Hacer mucho es un estilo de vida

Cuando haces mucho, estás enviando un mensaje al mundo. Estás diciendo sin palabras - que es como de dicen las cosas - que no te conformas. Qué quieres más.

Hacer se relaciona a lo profesional, pero no es así. Es un estilo de vida que te permite estar en una conferencia a las 9:00. A las 11:00 en la fiesta de Navidad de tus hijos. Volver a la oficina, comer, seguir trabajando y por la tarde ir a comprar regalos de Navidad. Eso es para mí hacer mucho. Hacer lo que quieres hacer. Lo que te hace feliz. Lo que te mejora. Lo que te empuja a ser mejor, sin perderte ningún momento importante de tu vida.

Hacer mucho no te hace mejor que el resto. Sencillamente te define.

Pienso reventar 2018. ¿Y tú?

🔥 Mi objetivo con el blog es proporcionarte todo el contenido y valor posible para que seas independiente, excelente, seguro y capaz de conseguir lo que te propongas. Para lograrlo, cada lunes envío un email con mi mejor contenido. Deja aquí tu email si quieres recibirlo.