Haz cosas nuevas

Mira que nos gusta complicarnos la vida. Siempre lo digo y no me cansaré de repetirlo la vida es simple, no es fácil, pero es SIMPLE.

Si quieres limones, plantas un limonero. Si quieres terminan una maratón, entrenas y te sacrificas. Si te aburres o no te gusta a donde estás llevando tu vida. ¡CAMBIAS!

Pero es que nos cuesta mucho cambiar. Nos da pereza hacer cosas distintas, salir de esa ya tan famosa zona de confort.

¿Por qué no hacemos cosas nuevas?

Bueno, lo primero que se me viene a la cabeza es la pereza. Cambiar es cansado, salir de la zona de confort requiere más energía y exponernos a algo que no conocemos. Enfrentarnos a lo desconocido.

Ahí es donde quería llegar. Uno de los grandes problemas que tenemos las personas es que somos capaces de experimentar la sensación que nos puede producir  “lo nuevo” antes de probarlo. Esto nos ha ayudado a sobrevivir desde el principio de los tiempos. Pero habitualmente nos equivocamos con el resultado, empezamos a inventar una serie de desgracias que nunca, repito, nunca  ocurrirán… y por ello nos cuesta cambiar.

Hay una frase que me encanta que dice:

“La mayoría de las cosas que nos preocupan no han ocurrido ni ocurrirán nunca”

Así que si quieres nuevos resultados, tendrás que hacer cosas diferentes.

Ventajas de hacer cosas nuevas:

1. Hacer cosas nuevas nos hace sentir vivos, sea por la adrenalina del momento o porque estamos sencillamente haciendo cosas diferentes. Esto le da un significado diferente a nuestros días.

2. Cuando ya has hecho algo nuevo, tienes ganas de más, te vuelves más aventurero y valiente porque le vas perdiendo el miedo a lo desconocido

3. Probar algo nuevo abre la posibilidad de cambiar tu camino hacia algo más gratificante.  A muchos les dio por probar algo y cambiaron el rumbo de su carrera porque encontraron ahí lo que les apasionaba.

4. Te obliga a crecer, porque aunque sea algo pequeño, amplias tu pequeño universo, vas ganando en conocimiento y en aprendizajes aunque a veces sea parar aprender de los errores.

5. A nivel cerebral creas nuevas estructuras neuronales y potencias tu cerebro.

6. Nos hacemos más creativos y flexibles porque disponemos de más elementos que combinar.

7. Seguramente la más importante. Nos hace más felices, porque cuando hacemos algo nuevo estamos totalmente con el foco en ese momento.

Así que como reflexión final para terminar:

No tengas miedo de probar cosas nuevas porque la vida se vuelve aburrida con los límites que ya te has marcado.

¡Vamos a por todas!

¿Quieres saber cómo sacarle más rendimiento a tu día? ¡No te pierdas el video!

Puedes suscribirte al canal pinchando aquí

Si quieres hacerme alguna pregunta, solo tienes que preguntar en cualquiera de mis redes sociales incluyendo es hashtag #LLAMASVLOG .