Haz más y Habla menos

Creo que me he equivocado con en el título. Rectifico. Haz mucho más y no hables absolutamente nada.

Vive como si no hubiese un mañana, sonríe y lucha cada día. Hoy vamos a poner toda la carne en el asador, ALL IN. Vamos a dar un paso ante el abismo y hacer impecable e implacablemente hasta obtener los resultados deseados. Todo ello sin soltar una queja y mucho menos una explicación.¿Qué te parece? ¿te animas?

 

¿Recuerdas que sucedió la última vez que dejaste de hablar y comenzaste a hacer?

La acción más pequeña es siempre mucho mejor, mucho más valiente e inteligente que la mayor de las intenciones. El nuevo liderazgo – el importante - trata de hacer que las cosas buenas sucedan. El liderazgo personal te ayuda a alcanzar grandes cosas, transformando tus ideas en hechos.

¡Vivimos en un mundo apasionante! Tenemos la oportunidad de crear grandes momentos, pero para ello debemos hacer mucho y con un ejecución magistral. Acortar el espacio entre hablar de algo y empezar a crear el producto mínimo viable. Entre soñar con correr tu primera maratón, y ponerte las zapatillas para salir a entrenar. Entre idear tu producto, y crear el prototipo para lanzarlo al mercado. Entre vivir, o quedarte en el sofá viendo la vida pasar.

Las ideas son poco útiles como tal, en cambio las acciones son poderosas.

Es posible que tengas miedo de cometer errores o estés preocupado por si tienes lo que debes tener, es ok. Nos ha pasado a todos.

Aquí te dejo algunos trucos para incorporar desde hoy la estrategia de HAZ MÁS y HABLA MENOS:

 

  1. Empieza pequeño

Inicia tu proyecto ya, HOY.

No trates de crear algo con recursos que no tienes y céntrate en lo que está a tu alcance. Si solo es un portátil, ya es muchísimo. Si solo tienes un par de zapatillas, es suficiente. Si solo tienes un blog gratuito, EMPIEZA.

 

  1. Equivócate rápido

Seguro que has escuchado esto antes. Cuando pruebas cosas nuevas, el fracaso es inevitable. Acepta que el fracaso será un compañero de viaje durante toda tu vida. No le temas y aprende de él. Créeme, no hay mejor master o carrera universitaria que un par de buenos fracasos.

Eso si, Equivócate rápido, barato y APRENDE.

 

  1. Pide ayuda

No creas que tienes que hacer todo por ti mismo. No pienses que tienes que saberlo todo.

Ayudo a varios empresarios a hacer que sus proyectos funcionen. Antes de contratarme, todos tienen el mismo problema: No piden ayuda e intentan hacerlo todo ellos.

Hay que solicitar ayuda. Existen personas que ya han pasado por donde tú estás ahora y estarán encantados de echarnos una mano.

 

La mala noticia es que estoy casi seguro que no te has parado todavía a definir cual es tu objetivo. La buena noticia es que puedes definirlo ya. Tienes todo lo que hay que tener para conseguir lo que quieras.

¿Qué opinas? ¿Hablamos menos y hacemos más?

Recibe mis artículos una vez a la semana 🙂






¿Te ha gustado el post? Compártelo con tus amigos en las redes sociales.

Si lo prefieres podemos hablar en Facebook Instagram.

También puedes dejar un comentario 😉