Hoy que es día de propósitos, fijación de objetivos, ganas e ilusiones renovadas, por el año nuevo que comienza, me viene a la mente que a menudo, pasamos la mayor parte del tiempo tirándonos de bruces contra la pared de las metas, en lugar de invertir el tiempo para encontrar algo que nos ayude a derribarla.

Tal vez, en lugar de reafirmar nuestras audaces metas, podamos dedicar más tiempo a encontrar las herramientas, información, habilidades, confianza, atención, acceso y conocimiento que nos hacen falta.

Si bien puede ser divertido, valiente o heroico, tratar de escalar una montaña sin ayuda. Es más eficiente, seguro y razonable, hacerlo con las herramientas necesarias.

Si quieres clavar un clavo, un martillo es mucho más útil que una piedra. Una piedra, puede funcionar y quizás la cojas de la calle, pero Incluso si tienes que invertir en obtener uno, un martillo es la mejor opción para tu objetivo.

Te deseo lo mejor este 2019. Ojalá busques y encuentres las herramientas que te faltan para llegar donde quieres estar. Y como dijo el gran Sun Tzu en su libro “El arte de la Guerra”:

Es mejor tener una mala estrategia, que no tener estrategia.

Joder, vamos a reventar 2019.