En el último 1-12-6 me ocurrió una cosa curiosa, uno de los participantes, Javi, me comentó que le hubiese gustado que todo el programa hubiese sido mucho más específico y centrado en su negocio, tipo consultoría de su proyecto.

Aunque el 1-12-6 trabaja directamente con los proyectos de cada  uno de los participantes, no puede entrar en profundidad total en ninguno concreto. Entre otras cosas porque solo tenemos 12 horas, son 6 proyectos y sobre todo, porque cada proyecto necesita siempre algo que el resto no. Aunque es muy muy personalizado, no es exclusivo.

De hecho, casi nunca encontrarás un estudio, una lección, un programa, que se ajuste exactamente al problema que necesitas resolver, sobre todo si no tienes identificado ese problema. No encontrarás un libro que te muestre exactamente lo que hizo alguien como tú para resolver tu problema exacto.

Buscar la solución o prescripción exacta, perfecta para ti, es la forma inteligente que tu cerebro tiene para mantenerte a salvo, para que no te esfuerces, para poder echar balones fuera, para esquivar la responsabilidad.

Si esperas recibir la guía exacta para iniciar el viaje, siento decirte que nunca partirás. Ya que esta guía no existe.

La buena noticia es que siempre existe alguien que ha solucionado un problema, diferente al nuestro, pero muy parecido. Lo mismo, pero diferente. Tenemos que tener la capacidad de entender que aunque tu problema sea tu problema, está lo suficientemente cerca de aquellos que ocurrieron antes en otros sectores, lo suficientemente próximos a los que ya se han estudiado. Por lo que probablemente vale la pena detenerte, asimilarlo, asumir el riesgo y dar el salto.