mantener la motivación

Mantener la motivación

Todos coincidiremos en que la constancia es sin duda uno de los ingredientes necesarios para hacer que las cosas funcionen. Para conseguir ser constantes en el medio y largo plazo (lugar donde se consiguen las metas), necesitamos a toda costa mantenernos motivados.

La mayoría de la gente no fracasa nunca en su intento de alcanzar sus objetivos, sencillamente desisten, abandonan, lo dejan. La frase de  Thomas Alva Edison lo deja muy claro “Muchos fracasos ocurren en personas que no se dieron cuenta lo cerca que estaban del éxito”.

Es frecuente que la motivación no dure, que sea efímera, que aparezca por momentos, que se vaya sin que la echen o que no llegue cuando se la llame. Pero eso no significa que debas cruzar los brazos y buscar excusas para no hacer realidad tus sueños. Mantener la motivación es de las cosas más difíciles de conseguir, pero si no hay “ganas” de mejorar, nada mejora.

Para poder lograr tus metas, tienes que mantenerte motivado y para ello, aquí te dejo 5 trucos que a mi me funcionan:

1. Empieza por lo difícil: En cantidad de ocasiones cuando llego a mi empresa con baja motivación tiendo a hacer las cosas que menos energía me quitan. Contestar el email, reunión para ver que tal va esto.. ¡ERROR! Hay que empezar por lo difícil, por lo que no te apetece. Normalmente lo que no te apetece un día de baja motivación suele ser lo importante. Otro ejemplo es cuando tienes que hacer doble sesión de entrenamiento. Empieza siempre por la modalidad que menos te apetezca hacer, eso consigue que te esfuerces y acabes terminando el entrenamiento completo. Además de darte la motivación necesaria porque sin ganas has cumplido con tus objetivos diarios.

2. Si quieres estar motivado, MOTÍVATE: Conoce cuáles son las razones por las que deseas lograr tus metas. Hazte una lista con los objetivos que quieres alcanzar, con el lugar al que quieres llegar, con el tipo de persona en el que te quieres convertir. Ten siempre a mano esa conferencia motivante, ese blog que te ayuda a despertar, esa canción que te pone de buen humor y te recarga de energía. Así, cada vez que te sientas angustiado, deprimido, cansado o sin ganas de nada, esas imágenes o palabras serán las que te den aliento y te animen a seguir. No perderás el foco ni la dirección de tu camino.

3. Mide tus resultados: Mide y valora tus progresos. Felicítate por los éxitos que vas consiguiendo. Es tremendo lo cruel que somos con nosotros mismos. Cada vez que fallamos, nos machacamos con frases tipo: “nunca lo consigues”, “así todo va a ir mal”, “veremos como acaba esto”. En cambio cuando vamos consiguiendo progresos ni siquiera nos brindamos un “Eres la ostia”, “estoy orgulloso de ti”.

Cada vez que consigas algo, tendrás más voluntad para seguir adelante. Cuando ganas, recibes una felicitación, consigues un nuevo empleo o cliente, cuando cumples tus objetivos profesionales, etc es momento de celebrarlo.

4. Diviértete: cada una de las tareas o actividades que realizas por día tienen algo de divertido y especial. Puede ser todo un reto encontrarlo en algunas situaciones, pero la diferencia entre que sean divertidas o no, casi siempre la marcas tú y tu forma de afrontarlas.

5. Recuerda por qué empezaste: En lugar de pensar en lo difícil que puede ser alguna cosa, mejor recuerda por qué lo estás haciendo, qué es lo que te permitirá hacer o en quien te convertirá. Recordar por qué empezaste es sin duda una de las mayores fuentes de energía, ya que te permite visualizar la meta. Esa meta bien merece un pequeño sacrificio, lo importante es siempre recordar donde queremos estar en poco tiempo.

Bueno, hasta aquí los 5 trucos para mantener la motivación. Espero que los veáis interesantes, que los apliquéis y sobre todo que os produzcan los resultados esperados.

Si tienes algún truco que quieras compartir, por favor deja un comentario. 🙂