La vida da muchas vueltas y no siempre hacia la dirección que queremos, por eso es muy importante adquirir el hábito de seguir hacia delante. Keep Walking, le llaman los americanos.

Cuando emprendemos un nuevo reto, profesional, deportivo, artístico  siempre cometemos el error de querer ir demasiado rápido, queremos llegar lo antes posible, olvidándonos que lo más importante es disfrutar del camino.

Emprende tu reto poco a poco, no le des importancia si crees que vas muy lento, si tus clientes no te hacen caso la primera vez que les visitas. Ya te lo harán. Confía en tu meta y construye paso a paso.

Me gusta utilizar similes deportivos, porque creo que el mundo de la empresa se parece muchísimo al deporte.

Cuando estás preparando una maratón, al principio crees que nunca podrás llegar a correr 42km. Luego empiezas a creertelo a base de correr 10km todos los días. El día de la prueba te vuelven las dudas, pero piensas:

A las muy malas, acabo andando.

Esa es para mi la clave para conseguir cualquier meta en la vida, llegar como sea pero llegar.

No importa lo lento que vayas, ¡PERO NO TE PARES!

 

Twittear

Seguir a @ricardollamass

Si te ha gustado este Post, te recomiendo leer:

Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada.

Hábitos que cambian una vida.