Estoy convencido que una vida que no incluye fracasos, caídas, heridas, y algún que otro éxito, no puede ser una vida que haya merecido la pena vivir. Hay una alegría y un orgullo que viene de empujarnos a otro nivel, de conquistar lo desconocido, de caernos y levantarnos una vez más, que logra engancharnos a esto que algunos llamamos “vivir de verdad”.

Una vida dedicada sólo al presente, a sentirnos bien hoy, es improbable que culmine satisfactoriamente. Hoy por sí mismo es demasiado pequeño, demasiado hueco, efímero. Todos necesitamos un futuro. Algo más allá y más grande que nuestra propia gratificación. Algo mayor que nosotros mismos, que nos haga sentir que hemos contribuido.

No pienses HAZLO

“La anticipación de un evento es casi siempre más emocionante que el propio evento”

El temor a pedirle a tu jefe un aumento es paralizante y puede durar meses. Pero una vez que te convences de que lo vas a hacer, dura muy poco. La emoción por alcanzar un objetivo, puede durar mucho tiempo. Ya sea una emoción positiva o negativa. Pero poco después de obtener ese deseo o de afrontar el reto, desaparece como si nada. Esta realidad es una de las mejores enseñanzas que yo he recibido en mi vida. Si algo te da miedo, te paraliza o te genera mucho estrés, HAZLO HOY. Créeme, si aplicas esto a tu día a día vas a notar un cambio radical en tu vida.

También es muy habitual ver en emprendedores justo lo contrario. Les seduce tanto una idea y ésta se vuelve tan satisfactoria que se pasan meses dándole vueltas a la idea en sí; para finalmente nunca hacerla realidad.

Soñar es fácil.

Contar y planificar lo que vas a hacer es fácil.

Crearte tablas y anotar tus metas en evernote es fácil.

Y ahí es donde la mayoría de la gente se detiene. Precisamente por eso, porque esa es la parte fácil.

 

No pienses HAZLO. No pienses tanto las cosas, ni las buenas, ni las malas. Actúa más. No tengas miedo a volar. Conviértete en una de esas personas que tachan cada día sueños o miedos de las listas de "asuntos pendientes". La vida es realmente corta para dejarnos paralizar por el miedo, o divagar demasiado con el éxito. La vida es HOY. Actuemos en consecuencia.

--

Hasta aquí el post de hoy. Espero te haya pinchado fuertemente en el culo. Te recuerdo que me he hecho una cuenta en Twitter por si quieres que charlemos por allí 😉 Mi usuario es: @llamasblog

¡Seguimos!

Déjame tu email si quieres que sigamos en contacto