No sigas a la competencia y crea tu propio camino

No sigas a la competencia y crea tu propio camino. El espejo retrovisor es una de las herramientas de motivación más efectivas que existen. Nos ponemos las pilas cuando sentimos el aliento de la competencia detrás y tratamos de empujar un poco más.

Muchas de las empresas con las que trabajo en Yellow. aceleran frente a la competencia.

Se preguntan:

- “¿Cómo se les ocurrió esto?”

- “Mi competencia está haciendo “X” , yo debo hacerlo también.”

- “Tengo que probar cosas nuevas o van a conseguir mis clientes.”

Sin embargo, hay un inconveniente grande en seguir a la competencia. 

Te pongo un ejemplo:

Hace años, en la maratón de Madrid, yo quería hacer un tiempo de 3 horas 20 minutos. Estaba preparado para conseguirlo, pero cuando dieron la salida, corrí como un potro desbocado. Me sentía fuerte y me uní a un grupo que iba más fuerte que yo. Pasados los 10 primeros kilómetros, estaba destrozado. Me di cuenta de que estaba corriendo la maratón de otra persona, no la mía. El comienzo fue una explosión de ego y adrenalina, pero 40 minutos y 10km después, estaba agotado y con tres horas por delante.

Al final terminé en 3 horas 36 minutos. 16 minutos después de la meta que me propuse. Estoy convencido de que si hubiese corrido mi carrera y no la de otro, lo hubiese logrado.

FINISHER MARATÓN DE MADRID

Si vas a pensar en la competencia para desarrollar tu mejor trabajo, has cedido el control sobre tu activo más importante. Las cosas importantes llegan por correr, emprender y trabajar cuando nadie más ve el camino, y aguantar y ser sensato cuando los demás aceleran sin saber a dónde ir.

La automotivación es y siempre será la forma de motivación más efectiva. Conducir con los ojos en el espejo retrovisor es agotador. Compararte con la competencia o con los demás, es estúpido y muy perjudicial.

El 70% de las cosas que ocurren, dependen de lo que tú haces. Así que deja de preocuparte por los demás. No funciona y no tiene sentido.