Puedes hacerlo 

Puedes hacerlo. De verdad, puedes. ¿Qué te detiene? ¿Qué está en tu camino? ¿Qué te ayudaría a empezar y crear algo que merezca la pena?

El acceso a los recursos es más simple que nunca.

Las ideas y oportunidades revolotean a nuestro alrededor. Tienes al alcance de un click a los grandes líderes en todas las industrias, al instante y gratis. Tienes el 1-12-6. Joder, puedes hacerlo.

El acceso a las herramientas también es más fácil y económico que nunca.

Cada herramienta digital y la formación para utilizarla está ahí esperando a que la utilices, a menudo de forma gratuita.

¿Y el mercado?

En internet tienes todos los segmentos de mercado posibles. Desde grandes superficies de bricolaje a transitarios internacionales, pasando por ópticas, restaurantes, abogados o agencias de marketing. Todo al alcance.

¿Acceso al capital?

Nunca ha estado tan al alcance encontrar fondos para un proyecto. Creo que hay más Business angels y VC que nunca en la historia.

La mala noticia

Por desgracia, lo único que está más difícil que nunca es acceder a esa parte de tu cerebro que está dispuesta a conformarse con lo que la sociedad le ha dicho que está bien. Esa pequeña parte de tu mente que te impide dar un paso al frente, alzar la voz y sobresalir.

Puedes hacerlo, ya creo que puedes. Lo que no tengo claro, es si estás dispuesto/a.

¿Lo estás?