Segundo paso 

Hoy empieza la cuarta edición del programa 1-12-6. En un rato me encerraré con seis inconformistas a darle caña a sus proyectos durante un mínimo de doce horas. Sin duda es un Gran primer paso. Pero si de verdad quieres obtener resultados, ese avance debe ir acompañado de un segundo paso.

Esther, entendió esto a la perfección y justo después de terminar la anterior edición se puso manos a la obra. Ayer, recibí un email suyo anunciándome que ya tiene su proyecto soñactores en marca. ¡Enhorabuena Esther!

Si quieres marcar la diferencia y salir de la multitud debes aprender a hacerlo.

Tienes que encontrar la información, las herramientas y las técnicas que necesitas para lograr lo que quieres conseguir. Formarte, aplicarlo a tu vida y entenderlo a la perfección.

Pero ese es solo el primer paso. A menudo  la gente suele pasar por alto el segundo paso: ACTUAR.

Actuar cada día, sin descanso. Hasta que tus nuevos métodos, acciones y desarrollos, se conviertan en un hábito. Adquirir un firme compromiso con la práctica y el trabajo duro, es sin duda la mejor forma de empezar a conseguir lo que te propones.

Actuar y hacerlo una y otra vez, hasta que seas bueno en eso, que digo, excelente.

Actuar hasta que tus nuevas acciones sean parte de quién eres y de lo que haces. De tu nuevo YO.

La mayor parte de las universidades, cursos, de la tecnología, de los negocios, la mayoría de las visitas al médico, la de los libros de texto y el 1-12-6, son el primer paso. Una vez realizado, nos queda invertir un poco más para convertir el trabajo en un hábito.

Ahora voy a dar el primer paso con estos seis atrevidos.