Ya tienes el permiso que necesitas.

Tienes permiso para crear, hablar, y levantarte.

Tienes permiso para hacer algo que merezca la pena hoy.

Tienes permiso para ser generoso, para equivocarte, ser imperfecta/o y para ser vulnerable.

Tienes permiso para dejar a tus amigos de toda la vida, a tu novio, a tu jefe, a quien quieras.

Tienes permiso para conocer nueva gente, mejor, más interesante.

Tienes permiso para decidir cambiar las cosas y venir a Elígete a ti mismo - el evento.

Tienes permiso para ser el dueño de tus palabras, para hacer algo que importe a alguien y para ayudar.

Tienes todo el permiso que necesitas y No hay necesidad de esperar, pero claro siempre tendrás una excusa.

Todos los proyectos e intentos, tienen fugas. Siempre hay un defecto, una excusa en alguna parte. Cada plan,persona, cada empresa, tiene algo que la detiene.

La pregunta no es: "¿Es perfecto?"

La pregunta correcta es: "¿Esto me acerca a donde quiero estar?"

Es fácil decir: 

“Ya lo haré en otro momento”

“La vida es larga, tendré otra oportunidad”

“El 6 de junio trabajo, ya iré a otro evento de Ricardo”

“Esto no es para gente como yo”

“Es difícil”

“No es el momento”

Pero, ¿y si no tuvieses más oportunidades? Lee esto.

Puedes elegir la excusa que quieras, puedes pensar que esto no es para ti, pero créeme, tienes todo el permiso que necesitas. Esto ya solo depende de ti. No puedes echarle la culpa a nadie más.