Tienes que atreverte a hacerlo 

Montar un negocio, encontrar otro trabajo, irte a vivir a otro país, dejar a tu novia/o, cambiar de amigos, correr una maratón o hacer un ironman, da igual, tienes que atreverte a hacerlo. Te lo digo yo que he hecho todo eso.

¿Recuerdas la última vez que dejaste atrás el miedo?

¿Esa vez que hiciste algo que te horrorizaba?

¿El día que no te callaste eso que querías decir?

La mejor forma de crecer de manera rápida e implacable es enfrentarte a cosas que te dan miedo, hacer esas tareas que quizás no funcionen, las que están cerca del fracaso. Esas, que poca gente intenta. Todo eso acabará empujándote muy fuerte y llevándote a sitios que ni siquiera tú imaginas que podrías llegar. En cambio, si te mantienes siempre en el mismo sitio, con la misma gente, sin atreverte a fallar, sin llamar la atención, sin dar un paso al frente, sucede exactamente lo contrario, acabas hundiéndote. 

No hay nada más peligroso que jugar a lo seguro.

Tienes que atreverte a hacerlo 

En mis charlas o formaciones siempre pongo el mismo ejemplo: Si un equipo de fútbol sale a jugar un partido a no perder, si lo único que hace es encerrarse en la defensa y aunque tenga la oportunidad de hacer un contraataque prefiere mantener seguras sus filas, ¿cómo crees que quedará el partido? Es posible que empate (en el mejor de los casos), pero lo más lógico es que acabe perdiendo. 

Al final en la vida ocurre un poco lo mismo. No hacemos cosas por miedo a perder, pero no nos damos cuenta que al no intentar hacer cosas, ya estamos perdiendo. 

Tanto en los negocios como en la vida, para marcar la diferencia tienes que alejarte de lo que hace todo el mundo. 

Es importante ser bueno, pero es mucho mejor ser único.

Los resultados llegan en el preciso instante en en el que enfocas tus esfuerzos en algo tan concreto y diferente que el resto del mundo o no ve o no es lo suficientemente atrevida para abrazarlo.

Tienes que atreverte a hacerlo, porque cuanto más atrevido/a, más enérgico/a, dispuesto/a, comprometido/a estés para alcanzar tus objetivos, más cerca estarás de lograrlo.