Hoy quiero dejarte una lista de posibles excusas que seguramente te dices o te has dicho en cantidad de ocasiones:

 - No conozco suficiente gente

 - La gente no vendrá

 - Estoy demasiado ocupado

 - ¿Qué derecho tengo yo para hacer esto?

 - No soy un experto

 - No tengo lo necesario para hacerlo

 - Quizás en otro momento 

 - No es seguro, podría no funcionar.

 - Puedo hacerlo el mes que viene

 - Es demasiado trabajo

 - Alguien debería elegirme

 - Quizás me critiquen

Lee mi opinión sobre las quejas

 Y solo hay una buena razón para seguir adelante y hacer el trabajo importante: Porque tú puedes hacerlo.

Cuando decides olvidar las excusas y hacer el trabajo, elevas tu nivel y el de las personas que te importan.

Da igual si tienes clientes esperando, más o menos recursos, el lugar perfecto o la credencial ideal.

Perfecto es el enemigo de hecho.

Hacer más, es el único y mejor camino. Siempre lo ha sido.