7 cosas que me hubiese encantado saber hace cinco años

La vida pasa a una velocidad increíble. Sin percatarnos ya se ha ido el mes de Enero. Hoy echando la vista atrás quiero contarte 7 cosas que me hubiese encantado saber hace cinco años. Acciones/conocimientos que he adquirido durante este tiempo y que creo sin duda alguna han mejorado mi vida.

¿Te parece interesante?

¡Vamos a ello!

 

  1. No pierdas el tiempo lamentándote

No pierdas el tiempo lamentándote por lo que te ocurre. No funciona, no sirve, no te ayuda en nada. En su lugar, asume el 100% de la responsabilidad y actúa implacablemente. HAZ MÁS.

  1. Acepta el cambio

No trates de evitar el cambio. Tampoco trates de adivinarlo. La vida cambia, es así. Aprende a ser más flexible. Olvida tu plan de empresa cerrado y céntrate en adaptarte de la mejor manera a las circunstancias. Confía y desarrolla habilidades, ese es el camino.

  1. No pierdas energía en las cosas que no controlas

No te quejes por el tráfico, porque llueva o porque se te pinche una rueda. Céntrate exclusivamente en las cosas que puedes controlar. En algunas ocasiones, lo único que puedes controlar es tu actitud.

  1. No trates de gustar a todo el mundo

No es sano, productivo ni necesario gustar a todo el mundo. No tengas miedo de hablar cuando sea necesario. Esfuérzate por ser justo. Si no eres el más popular de la clase, quizás debas cambiar de clase.

  1. Toma riesgos calculados

Dedica tiempo a pensar los riesgos y beneficios antes de tomar una gran decisión. Hay que arriesgar. No solo porque quien no arriesga no gana, sino porque una vida sin ningún tipo de riesgo es como una ensalada de lechuga sin aliñar. Por mucho que te guste la lechuga, siempre falta algo. 😉

  1. No cometas los mismos errores una y otra vez

Aprende de tus errores. Recuérdalos. No te martirices con ellos. Recuerda que son el mejor aprendizaje posible, siempre que no vuelvas a cometerlos.

  1. La vida no te debe nada

Esto suena duro, lo sé.

La vida no te debe nada. Nadie tiene que cuidarte. Nadie te tiene que ayudar. Esto depende de ti. De salir ahí fuera y no parar hasta conseguirlo. Debes entender que lo que recibas del exterior son regalos por los que estar agradecidos, pero que todo lo que consigas debe salir de tu cabeza y tus manos. Ese es el camino correcto.

 

Hasta aquí las 7 cosas que me hubiese encantado saber hace cinco años. Espero te hayan servido. ¡Seguimos!

Déjame tu email si quieres que sigamos en contacto