2 consejos para mejorar tu vida

 

Imagina por un segundo que somos amigos. Nos conocemos desde los doce o trece años. Estamos sentados en un paseo marítimo y teniendo una de esas conversaciones que rara vez se suelen tener con los amigos. Hablamos de cómo hemos crecido, de lo bien o mal que nos ha tratado la vida, de los sueños que teníamos, de las canciones de Green Day..

Imagina que en ese momento, paro la conversación y te digo: Amigo/amiga/persona, quiero contarte algo que nunca le he dicho a nadie, algo que he descubierto este año y me ha ayudado de manera increíble. Quiero compartir contigo los dos consejos para mejorar tu vida que nadie te ha contado.

Te quedas alucinado, pedimos dos cafés y empiezo:

PRIMER CONSEJO PARA MEJORAR TU VIDA: DEJA DE TOMARTE LAS COSAS PERSONALMENTE

No eres el centro del universo. Créeme, no lo eres.

Da igual lo inteligente, guapo, guapa, raro, talentoso, estúpido o seguidores tengas en las redes sociales. El mundo no gira por ti.

Las personas tenemos un fallo de casa. Una tara que nos hace asumir que prácticamente todo lo que nos sucede tiene que ver con nosotros. Esto es difícil de asumir, pero es así: eres uno más de los millones de habitantes que poblamos este mundo.

Por ejemplo: cuando la gente te critica o te rechaza, suele tener que ver más con las personas que lo hacen, que contigo. Depende de sus valores, prioridades, aburrimiento o mala fe, pero quizás no tenga nada que ver contigo. Además siento decirte, que digo, gritarte esto: ¡A la gente le das igual! No piensan tanto en ti como crees (están demasiado ocupados pensando en ellos mismos)

Cuando haces algo y fallas, no significa que seas un fracasado, simplemente significa que eres una persona que a veces se equivoca. Es ok. Merecerlo o no merecerlo no forma parte de la ecuación. Las cosas ocurren y ya está.

Así que “amigo mío” deja de tomarte las cosas personalmente.

ANTES DE SEGUIR. Si quieres recibir artículos como este en tu email (solo 1 a la semana). Déjamelo justo aquí abajo.






SEGUNDO CONSEJO PARA MEJORAR TU VIDA: ACTÚA SIN CONOCER EL RESULTADO

Desde que somos pequeños nos han educado para que todo lo que hagamos tenga un resultado obvio:

  • El profesor te dice que hagas los deberes y aprobarás.
  • Tu madre te dice que hagas la cama y te recompensa.
  • Tu jefe te dice que vayas a trabajar y te paga.

No hay más. Solo actúas y obtienes un resultado marcado.

Lo que ocurre, es que el resto de la vida no funciona así.

Cuando decides dejar un trabajo que no te llena por emprender un proyecto, nadie te garantiza un resultado.

Si dejas tu carrera en el segundo año para cambiarte a otra, nadie te garantiza que esa será una buena decisión.

Entonces la mayoría de las personas evita tomar esas decisiones. Evitan moverse sin conocer el resultado. Y cuando hacemos eso, nuestras vidas se convierten es repetitivas y monótonas.

Después de las conferencias, por email o incluso en la calle, mucha gente me pregunta: ¿Crees que si hago “X” estaré tomando la decisión correcta? Yo siempre respondo lo mismo: No tengo ni idea.

Nadie puede decidir lo que es correcto salvo tú mismo. Además solo hacer la pregunta, te está llevando al mismo punto. Quieres saber el resultado antes de tomar la acción. Y amigo, déjame decirte que esto no funciona así. Muchísimas veces solo tienes que hacerlo. No pensar, solo hacer y aceptar las consecuencias.

Añade un poco de riesgo a tu vida. Un poco, lo suficiente para ponerte nervioso, para añadirle movimiento.

Desarrolla la capacidad de simplemente hacer cosas por ninguna otra razón, porque sí. Porque te apetece. Por la curiosidad o el interés. Ábrete un blog, prueba a ser vegano 7 días, corre una maratón, un ironman, apúntate a crossfit, haz escalada, aprende chino. Sin motivo, da igual, solo hazlo y mira que ocurre.

--

Vuelve a imaginar que estamos sentados, nos hemos terminado el café y nos despedimos hasta la próxima. Ha sido bonito, intenso, diferente, espero que te sirva. Y como gran amigo que soy:

Aquí estoy por si me necesitas.

Si quieres recibir artículos como este en tu email (solo 1 a la semana). Déjamelo justo aquí abajo.