Cosas que he recordado en Menorca

Escribo este post desde el aeropuerto de Menorca. Un destino más que recomendable para visitar. Si tenéis la oportunidad de ir, no lo penséis.

Desde hace tiempo pienso que no debemos estar tan centrados en aprender cosas nuevas. Obviamente es clave innovar y estar en constante crecimiento pero después de leer bastantes libros y escuchar muchas conferencias, me atrevo a decir que más que aprender deberíamos dedicar más tiempo a recordar.

Sabemos cantidad de cosas. Acaso no has leído un libro y te has sorprendido diciendo: ¡Pero si esto ya lo sé!. De ahí saco la sencilla conclusión de que saber puedes saber mucho pero si no lo practicas no te sirve de nada.

COSAS QUE HE RECORDADO EN MENORCA

Dicen que uno no vuelve siendo el mismo después de un viaje. Sentado en la cafetería del aeropuerto no te podría asegurar que no sea el mismo, pero lo que si es seguro es que me encuentro en un estado mental absolutamente diferente a cuando llegué. Recorriendo esta maravillosa isla y pasando días en familia alejado de mails, llamadas, hábitos y rutinas, he recodado cosas como:

La riqueza no es cuestión de dinero

Pasamos la vida centrados en objetivos profesionales, económicos y sociales. Objetivos que nos hacen aceptar un estilo de vida que si te paras a reflexionar no lo hubieses elegido ni como tercera opción.

Cuando estás en la playa, rodeado de naturaleza, con un sencillo bocadillo, te das cuenta que quizás tu MERCEDES de 60.000€ no te aporta ni la mitad de esta plenitud.

Éxito = Libertad

Existen muchas definiciones de éxito. Hay quienes piensan que el éxito es la fama. Otros, tener un deportivo y mucho dinero. Una mansión en la zona privilegiada de tu ciudad. No trabajar. Trabajar vestido de traje de chaqueta y tener un despacho muy grande. Cada uno entiende el éxito como quiere.

Yo he recordado en Menorca que el éxito para mi es la LIBERTAD.

Libertad para levantarte y hacer lo que quieras. (Incluido trabajar).

Libertad para decidir en función de tus valores, sin miedos, ni prejuicios.

Libertad para ser tu mismo y no seguir a la manada.

Libertad para vivir al margen de la sociedad y decidir por ti mismo.

Libertad para no tener que vivir pegado al móvil, email o al reloj.

Libertad para decidir qué atardecer prefieres ver hoy.

Dedica tiempo a lo importante

Debemos dar preferencia siempre a lo importante. Y realmente importante en esta vida tenemos pocas cosas. Tener una escala de cuales son las cosas importantes en tu vida te ayudarán a elegir con mucha más facilidad.

Importante es tu familia. Mucho más que tu trabajo. Mucho más que tus objetivos personales. Dedícales tiempo.

Cuando preguntas a las personas mayores, a la gente de éxito o a cualquier persona que en ti infunda cierto respeto.

¿Qué harías si volvieses a nacer?.

Todos dicen:

  • Pasaría más tiempo con mi familia.
  • No me preocuparía tanto por el trabajo / dinero.
  • Diría más te quiero.
  • Viajaría más.
  • Viviría intensamente el día a día.

No olvides algo que aprendí hace poco tiempo y que trato de cumplir día a día:

“Lo más importante es que lo importante sea siempre lo más importante”.

 

Bueno, estas son algunas cosas que he recordado en Menorca. Espero que os hagan recordar a vosotros también. 🙂