Depende de ti

Hay muchas cosas que no dependen de ti, por ejemplo: el país en el que naces, si naciste con alguna discapacidad, tu color de piel, el colegio en el que estudiaste.. Algunas de ellas importantes y otras obviamente menos.

Lo lógico es comprender que no tiene las mismas oportunidades un chico que nace en Somalia a uno que nace el mismo día en España. Aún así, es impresionante ver cómo hay personas que a priori nacen con menos oportunidades y se desarrollan mucho más que los que las tienen.

Nuestra obligación es dar lo máximo con lo que tenemos

Depende de ti

Tus circunstancias no son una excusa. Tampoco tus padres, ni tus amigos. Hoy día, puedes hacer grandes cosas partiendo de tener muy poco dinero en la cuenta. Aún menos la carrera que estudiaste o no estudiaste es la culpable. Al final, esto va de ti. 

Va de cuánto estás dispuesto a empujar. De si te decides por conformarte y quejarte o sales ahí fuera y haces que funcione.

No te hablo de cumplir tu horario en la oficina, ser una buena chica y aceptar todas las normas. Esto no va de sumisión y seguir el camino marcado. Hablo de levantar la voz, dar un paso al frente y realizar un trabajo sobresaliente. Probar diferente, intentar distinto, saltar, caerte, formarte, darlo todos durante 3 años y ver qué es lo que ocurre.

Hablo de que depende de ti cambiar las cosas. 

No lo vas a hacer viendo Netflix, en tu trabajo de 9 a 17h, leyendo libros o mirando instagram cada dos horas.

Si estás buscando a una persona que pueda ayudarte con todo esto, con llegar más lejos, empujar más fuerte y conseguir cosas que no te habías planteado, estás de enhorabuena: coge un espejo y mírate. Eres tú.

El mayor aprendizaje que he conseguido en toda mi vida, es entender que al final en un gran tanto por cierto, todo depende de ti.