Diferente o inolvidable

Por un 2018 diferente o mejor, inolvidable.

Este es el último post de 2017. Antes de empezarlo quiero agradecerte el tiempo que has dedicado este año a leerme, apoyarme y contactar conmigo. De corazón, gracias. Te deseo un feliz año nuevo y que revientes este 2018.


Lo que quiero que te plantees es si quieres un 2018: Diferente o inolvidable.

Diferente:

hemos hablado mucho sobre esto ( por ejemplo aquí ), si tienes competencia, eres diferente o eres barato. Diferente ya no es una opción, es la única estrategia para sobrevivir.

La cuestión es que la diferenciación es egoísta y a veces poco real. Es el trabajo de marketing pensado para que tu producto, servicio o marca personal se venda más que otro en base a una diferenciación - por norma general - artificial.

Obviamente, tus clientes, por supuesto, no tienen la misma visión egoísta, el mismo conocimiento de los beneficios de tu producto. Por ello sigue funcionando.

Inolvidable:

no tiene nada que ver con el vendedor. Inolvidable lo valora en cliente, la persona que "compra". Si la gente habla de lo que estás haciendo, es inolvidable, por definición.

Inolvidable es algo que deja huella, que nos impregna su magnetismo, que hace que confiemos y queramos más. Es realidad, no es artificial. Es marketing del de verdad. Del que está diseñado desde el conocimiento total del producto.

El objetivo, entonces, para este 2018 no es escribir en un ppt las tres características inventadas que va a diferenciar tu producto.

2018 es la oportunidad para crear algo de lo que las personas quieran hablar, algo que merezca la pena, independientemente de lo que la competencia está haciendo.

Es algo tuyo, personal, de valor para mejorarnos la vida a nosotros.

¡FELIZ 2018!

Mi objetivo con el blog es proporcionarte todo el contenido y valor posible para que seas independiente, excelente, seguro y capaz de conseguir lo que te propongas. Para lograrlo, cada lunes envío un email con mi mejor contenido. Deja aquí tu email si quieres recibirlo.