Inconformista

Si en algo debe ser diferente este 2018, es que debe ser mejor. Mejor que ayer, pero peor que mañana.

No tendría sentido levantarnos de la cama hoy 2 de Enero, si no pensásemos que vamos a mejorar, como mínimo el día de ayer.

Para ser un inconformista, debes, entre otras cosas:

  • Encontrar un objetivo que te permita crecer, ser mejor persona y profesional.
  • Hacer algo nuevo hoy.
  • Aprender algo nuevo
  • Luchar por conseguir algo
  • Mostrarte vulnerable, real
  • No conformarte

Debes querer salir de esa comodidad controlada en la que estás, romperla, desafiar al status quo, incomodarte, si, quizás incomodar también. Aprender, crecer y salir ahí fuera para sacar ese nuevo tú de 2018. El que quieres, sabes y necesitas sacar este año.

Ser inconformista no es quejarse

Ser inconformista es asumir el 100% de responsabilidad. No tiene nada que ver con quejarse. Va sobre la Acción intensa y sostenida en el tiempo.

Inconfórmate constantemente para lograr más cosas, para vivir diferente, para levantarte con ganas cada mañana.

No, ésta no es la solución a todos tus males, tampoco pagará el colegio de tus hijos y no creo que te consiga clientes. Inconformarse es un estilo de vida, lejos de las etiquetas y del objetivo a corto plazo. Es una forma de vivir y sobre todo enfrentarte al mundo. Es un canto, que digo, un grito a la sociedad que dice tú no eres igual al resto. Que no aceptas las reglas ni las normas con las que te o nos han dicho que debemos jugar. Que sabes que existe otro camino y que no vas perder ni un segundo más para pedir perdón o permiso por hacer las cosas que quieres hacer.

Hoy es martes 2 de Enero. ¡Empezamos!

Mi objetivo con el blog es proporcionarte todo el contenido y valor posible para que seas independiente, excelente, seguro y capaz de conseguir lo que te propongas. Para lograrlo, cada lunes envío un email con mi mejor contenido. Deja aquí tu email si quieres recibirlo.