No tienes que seguir las reglas

La vida no va de encontrarte a ti mismo. La vida va sobre crearte a ti mismo.

Ricardo Llamas

 

El mundo actual no premia al que sigue las reglas. Está más que comprobado. Si no me crees, mira a tu alrededor. ¿Cuántos amigos tuyos se dedican a algo que harían GRATIS? ¿Con cuántas personas motivadas y felices te cruzarás hoy camino del trabajo? Y lo más importante, ¿cuántas personas que hayan seguido las reglas de la sociedad han llegado dónde tú quieres llegar?

Si la vida que tienes ahora entre las manos, es la única vida que tendrás, ¿por qué permites que otros te digan cómo tienes que vivir?

Si quieres dejar tu chupi trabajo de 14 horas al día por esa idea que te arde dentro, déjalo. Si quieres tomarte un año sabático para pensar hacia dónde quieres dirigir tu vida, tómatelo. Si quieres olvidar todo lo que has estudiado y hacerte DJ, hazlo. Nunca ha sido tan fácil, ser quien quieras ser. Si piensas que tu vida está siendo manejada por alguien que no eres tú, entonces tienes el derecho a romper esa cadena alrededor de tu cuello y empezar a vivir realmente. Nada te detiene salvo tú mismo. Olvídate de lo que la gente piense de ti, ha llegado el momento de INICIAR TU REVOLUCIÓN. Ha llegado el momento de que no sigas las reglas y crees las tuyas propias.

Muchas personas te dirán que estas loco, que te vas a arrepentir, yo de ti no lo haría y cosas por el estilo. La cuestión es: ¿quieres ser como ellos?. Si la respuesta es NO, ¿por qué debes tener su opinión en cuenta?.

Es posible que pienses que esto ya te coge mayor, que tienes familia, responsabilidades, a fin de cuentas somos la consecuencia de nuestras circunstancias y decisiones, ¿verdad?. Pues no estoy de acuerdo. Obviamente, cuantas más responsabilidades tienes, con más calma debes tomar tus decisiones. Pero quedarte en el sitio que estás – si no quieres estar – no es ni de lejos una gran decisión.

"Vivir es lo más raro del mundo. La mayoría de la gente solo existe" Oscar Wilde

¿Qué es lo que quieres de la vida? ¿Dónde te gustaría ir? ¿Qué deseas ver? ¿Qué experiencias deseas tener? ¿Qué quieres conseguir? ¿Quién quieres ser?

Muy pocas personas se toman el tiempo para pensar en estas cosas. Viven su vida en piloto automático. Aceptando el camino que una sociedad marcó para ellos, en un tiempo en el que las reglas funcionaban. Las preguntas más habituales que se suelen hacer son: ¿Alquiler o compra? ¿BMW o Mercedes? ¿Sushi o carne? ¿Camisa o polo? Cuando la pregunta más importante que deberíamos hacernos todos es: ¿Si te mueres mañana, habrá merecido la pena?

Soy un fanático de las preguntas. Antes creía que lo importante era tener todas las respuestas, en cambio ahora estoy convencido que lo esencial es hacerse buenas preguntas. Las preguntas nos llevan a la reflexión y con ella a tomar decisiones y no vivir en “modo automático”. Tener una vida consciente y sentirme dueño de cada segundo de ella, es sin duda uno de mis mayores activos.

Algún día dejaremos este mundo. En ese momento no habrá vuelta atrás. Sonará el “DONG” y el partido habrá terminado. Preocúpate desde AHORA mismo, de que cuando llegue ese día puedas decir: HA MERECIDO LA PENA.

--

Hasta aquí el post de hoy, espero que te haya pinchado un poco en el culo ;).

El viernes estaré en una mesa redonda hablando sobre emprendimiento en el Salón Internacional del Turismo EUROAL, si pasas por allí, no olvides saludar. También puedes puedes contactar conmigo dejando tu comentario justo aquí abajo. ¡SEGUIMOS!

Si quieres recibir mis post todos los lunes, déjame tu email