¿Cuándo deberíamos pensar en marketing?

Dos de mis últimos clientes en Yellow, no habían pensando mucho en marketing. No lo necesitaban. Les ha ido y les va muy bien, cuentan con negocios tradicionales, la mayoría de las ventas vienen de canales tradicionales como la fuerza de ventas, tienen grandes barreras de entrada y no existía mucha competencia en su sector.

En la época de Mad Men, el marketing siempre iba al final. Marketing y publicidad, prácticamente eran lo mismo: promocionar/anunciar lo que ya se ha fabricado.

En cambio, en los tiempos actuales, da igual si vendes bikinis, gafas graduadas, césped artificial, transporte internacional o animación turística en hoteles, el marketing es tu producto, servicio y sobre todo, las conversaciones que provoca, historias con las que conecta y las conexiones que crea.

Hoy, el marketing es lo primero que tienes que hacer, no lo último. Contar la historia, los valores, hacer algo digno de ser mencionado, crear un producto o servicio que conecte con tu cliente objetivo desde el principio.

Pensar en marketing vertical ya no funciona

Es la nueva realidad que no entra en la cabeza de las organizaciones.

El marketing vertical se dedica a la ejecución de anuncios masivos, estrategias de influencers sin sentido, el envío de emails masivos a bases de datos compradas y la promoción a través de los medios de comunicación o medios digitales. Tu dinero, tus planes, tu control.

Puede que quizás al principio funcione, logres vender un poco, debido a estar en el momento justo, en el canal indicado, pero generalmente en muy poco tiempo serás ignorado y necesitarás gastar mucho más dinero.

El marketing horizontal, en cambio, trata de crear un producto, una historia destacable. Algo que las personas deseen compartir. Está fuera de tu control, ya que la mayoría de conexiones las realizan extraños apasionados.

El nuevo marketing requiere que cedas el control. Inviertas tu tiempo y dinero en contar una gran historia, conectes con tu audiencia y ofrezcas un gran servicio. El resto depende del mercad. No puedes controlarlo y tampoco puedes ignorarlo.

-

Antes de despedirme, te dejo la última entrevista que me hicieron en la TV. Donde puedes conocer la historia de Deportae y algunas cosas interesantes sobre mi. ¡Seguimos!