Cuando tiene sentido tener una estrategia de marketing de contenido constante

¿Cuando tiene sentido tener una estrategia de marketing de contenido constante?

Hoy en día, es lógico entender la necesidad de tener que estar disponible para tus clientes en cualquier momento del día o de la noche. La gente no deja de buscar o navegar cuando termina la semana laboral y queremos aprovechar cualquier oportunidad posible para vender más.

Pero ¿realmente tiene sentido estar "siempre encendido"? ¿Producir, publicar y promocionar contenido constantemente, independientemente de las necesidades que tenga tu público?

Muchos equipos de marketing pueden estar atrapados en un ciclo de marketing de contenido peligroso. Los feeds, blogs y redes sociales siempre están hambrientos de nuevo contenido, pero no siempre mas implica mejor.

Si estás vendiendo seguros de hogar en lugar de moda, ¿deberías aparecer en el feed de Facebook de tus clientes cada día?

En mi opinión, a menos que seas una marca con los bolsillos muy llenos, diría que no. Yo, personalmente no quiero "comprometerme" con mi proveedor de luz, banco o seguros día tras día.

En lugar de "siempre encendido", un mantra mucho mejor sería: "estar siempre ahí cuando sea necesario". Se trata de comprender el papel que realmente desempeña tu marca en la vida de tus clientes.

La secuencia sería:

Descubre dónde y cómo puedes ser genuinamente valioso para tu audiencia y, en lugar de enviar otro conjunto de tweets programados, crea algo que realmente marque la diferencia.

Luego, elige entre la gran cantidad de tácticas de marketing y canales disponibles para asegurarte de que el contenido esté justo delante de ellos, exactamente cuando lo necesiten y en el formato que funcione mejor para tus clientes.

Pienso que muchos profesionales del marketing han caído en la carrera de la rata del contenido y a menos que te tomes el tiempo necesario para salir de esa cinta de correr "siempre encendida" y traces estrategias y objetivos para ese contenido, es fácil pensar que tus canales de marketing son un fin en sí mismos. Cuando no lo son. Son herramientas para llegar a personas reales.