Dos preguntas para ser elegido

En el post de ayer hablamos sobre que ser elegido, es el propósito del marketing. Para avanzar sobre el tema, hoy te cuento dos preguntas que debes hacerte para tener más opciones de ser elegido.

1. ¿La gente como yo hace algo como esto?

Cuando lanzo un nuevo proyecto, ya sea un libro, el programa PUSH, el 1-12-6 o cualquier servicio nuevo en Deportae, siempre me pregunto: ¿la gente como yo hace esto?

Obviamente no me refiero a un estudio de mercado de Nielsen. Estoy hablando de nuestra percepción sobre nuestro público objetivo, sus gustos, necesidades y lo que hacen.

Es muy posible que Paula Echevarría, no tenga ni idea de cual es tu marca de ropa. Pero si defines a tu público objetivo “gente como nosotros” como personas afines a ella, sus decisiones se verán influidas claramente por su percepción sobre quién es, lo que hace y con quien conecta. De esta forma estamos tomando decisiones sobre cómo tratamos a las personas, cómo nos dirigimos a ellas, cómo consumen y dónde.

2. ¿A qué me recuerda esto?

Cuando aparece una nueva idea, emprender un nuevo proyecto, una oferta o una persona, lo primero que nos preguntamos es cómo clasificarla en función de todas las cosas que conocemos.

Decimos: “Ah! Esto es como X” o “Esto se parece mucho a Y”

Asociamos las cosas para tratar de saber cómo es, en función de lo que hemos visto antes. Eso nos da la oportunidad de procesar esta información rápidamente.

Por eso ahora ves que muchas APPS, tienen en su slogan: El nuevo Netflix de lo que sea.

El poder de asociación es clave en la elección. Si consigues que las personas asocien tu producto con uno de un precio más elevado y segmento superior, puedes tener claro que serás elegido. Sino, mira Hawkers.