Encajar en una trampa. La única razón por la que quieren que encajes, es que una vez lo hagas, podrán ignorarte con mayor facilidad (como a los demás)

Encajar puede parecer que te facilita el camino, una buena manera de ganar confianza, solo hay que hace eso, encajar: no llames la atención, no hagas nada relevante, trata de pasar desapercibido, no desafíes al status quo y haz lo que hacen todos.

Pero eso está OK, salvo que no genera confianza. Simplemente te hace fácil pasar desapercibido.

La confianza se logra cuando hacemos promesas y luego las cumplimos. (Lee esto)

Cumplir lo que prometes es de lejos la mejor estrategia de marketing que existe. La mayoría rechaza el desafío de hacer una promesa, porque eso requiere atención, riesgo y la voluntad de hacer lo que otros no están dispuestos.

Nunca podrás encajar completamente, pero definitivamente siempre puedes elegir destacar - sobresalir.

Encajar es sencillo. No tendrás ningún problema para encontrar a alguien que te enseñe cómo hacerlo.

Te dirán qué ponerte, qué debes decir, cómo deberías ir a ese restaurante, conferencia o reunión. No es tan difícil descubrir cómo encajar. 

Sobresalir en cambio, no todo el mundo está preparado para enseñarlo.

Destacar, por supuesto, es más complicado.

La cuestión es decidir:

¿Estás haciendo esto para encajar o para sobresalir?