Marketing humano 🔥

Ayer estuve hablando mucho tiempo de Marketing humano con uno de nuestros clientes en Yellow. En 2018, las estrategias de marketing que solo se centran en la emisión, están destinadas a fracasar (si no lo están haciendo ya). El marketing que funciona, el marketing del win-win, es el humano, el social, que tiene poco que ver con la utilización actual de las redes sociales. La estrategia que coloca al cliente en el centro y lo trata como lo que es, una persona.

Su objetivo es captar la atención, pero eso es relativamente fácil. Lo complicado es ganar su confianza, motivarlo lo suficiente para que crea tanto en tu producto o servicio que no solo quiera comprarlo sino crear una relación contigo.

Eso es marketing del de verdad. El que funciona.

El Marketing necesita ser empujado

Siempre que termino una charla me quedo el tiempo que sea necesario hablando con todas las personas que han decidido dedicar su tiempo al taller. Es marketing. No del que busca vender, ni del que hace promociones. Sino del humano, del que genera relación.

Cuando la gente me escribe con una duda, siempre trato de contestarles personalmente. Gratis. No les vendo nada en ese momento, solo trato de ayudar. Eso es marketing.

Llamar a las personas por su nombre cuando ya han ido a tres conferencias tuyas o cuando desayunan en tu cafetería todos los días, es marketing.

Promocionar productos que te regalan y que luego no te pones, por muy influencer o blogger que seas, NO ES MARKETING.

Las relaciones

Llamar a las personas por su nombre, cuesta trabajo (sobretodo si eres tan despistado como yo). Interesarte, preocuparte por el resultado que están teniendo tus clientes con tu producto o servicio, es ir un paso más allá de lo que hace la mayoría.

Y es exactamente eso lo que necesitas si estás vendiendo un producto que cualquiera puede comprar en otro sitio.

No vas a ser el único que venda pan en el centro de tu ciudad. Tampoco creo que seas el mejor. Estoy seguro que no te compensará ser el más barato. Lo que si estoy seguro es que debes ser el más increíble vendedor de pan. El más atento, cercano y divertido.

Da igual que vendas, debes dejar de poner anuncios y empezar a realizar más marketing humano.