Necesitamos más personas y menos robots

Vivimos en el mundo de la tecnología y aún así necesitamos más personas y menos robots . Existe un lado oscuro y bello alrededor de cada nueva herramienta que aparece. La automatización del Inbound marketing, la inteligencia artificial y los chat bots, pueden ser grandes ejemplos. De lo que hoy quiero hablar es de la importancia de mirar correctamente su funcionamiento y asegurarse de que ayudan más de lo que molestan.

Automatizar está bien, siempre que aporte valor al cliente Clic para tuitear

Personalmente y en mis empresas uso bastantes herramientas automatización de marketing todos los días:

Envío emails con contenido exclusivo una vez a la semana a mis suscriptores automáticamente. Por cierto, si quieres recibirlo, déjame tu email aquí






Tuiteo muchos de mis posts de manera automática. Suelo programar mis post de Facebook con uno o dos días de antelación. En definitiva, hay muchas partes de mi blog y negocio que están automatizadas. Pero SIEMPRE, me he esforzado en crear un sistema que lo haga personal, que me de la posibilidad de conectarme e interactuar directamente con las personas que contestan y se interesan por mi contenido.

Mis emails provienen de una cuenta a la que la gente que quiere puede responder, y yo contesto personalmente a cualquier persona que me escriba. Idénticamente igual en mis redes sociales. Todas las personas de mi comunidad que quieren hablar conmigo, lo hacen y de manera personal, ya que me comprometo con quien responde o se comunica conmigo siempre.

Lo que en mi opinión es un error enorme de marketing es hacer lo contrario, cuando las personas lanzan tweets o emails automáticos para que no tengan que interactuar. Eso es lo opuesto a hacer negocios. Eso es actuar como robots, en lugar de permanecer humanos.

Las personas queremos relacionarnos con personas, no con robots Clic para tuitear

Un ejemplo muy claro, es cuando llamas a una compañía y antes de hablar con el departamento de atención al cliente, debes pasar por todo tipo de pruebas y músicas horrorosas. No entiendo cómo puede ser beneficioso para la empresa.

“Ya Ricardo, pero yo es que estoy muy ocupado”.

Qué pena. Si no estás ocupado con tus clientes, entonces estás ocupado en las cosas equivocadas.

 

Necesitamos más personas y menos robots

Vivimos tiempos en los que se está perdiendo el contacto persona a persona. La productividad está haciendo estragos en la atención. Yo pienso que es trágico.

Likes, Love en Instagram, suscriptores y seguidores que solo consumen y no dan.

La automatización a favor de la productividad es genial, pero los robots que nos convierten a nosotros y a nuestras empresas en seres menos humanos, es un error enorme. Si va a utilizar cualquier herramienta automatizada, asegúrate de mantener intacta tu esencia personal. Eso es lo que marcará la diferencia.

 

Déjame tu email si quieres recibir contenido exclusivo y que estemos en contacto