Algunas preguntas sobre tu negocio, proyecto, que quizás no te has hecho o que seguramente deberás volverte a hacer. No en un sentido de marketing absoluto, pero si estratégicamente, para ti, tus socios, tus clientes o tus inversores:

¿Para qué sirve lo que vendes? 

¿Merece la pena el riesgo?

¿Por qué debo comprarte a ti y no a la competencia?

Cuando alguien compra tu producto o servicio, ¿para qué lo hace?

¿Solucionas a la perfección el problema?

¿Tienes claro el problema exacto que soluciona tu servicio?

¿Cuál es la parte difícil? ¿Y la más difícil?

¿Cuánto tiempo y enfoque dedicas a la parte difícil?

¿Por qué no estás haciendo lo que sabes que deberías estar haciendo? ¿Qué excusas te estás poniendo?

¿Qué conocimiento necesitas aprender para dar el siguiente paso? ¿Por qué no lo estás estudiando?

¿A quién (o qué) estás tratando de cambiar al hacer tu trabajo?

¿Cómo sabes si estás consiguiendo avances?

¿Cuando sabrás que has llegado?

¿Es lo suficientemente bueno?

Preguntas sobre tu negocio

¿A qué me recuerda? ¿Existen paralelismos, proyectos similares, cosas que han llegado antes que tú?

¿Qué cosa que no está bajo tu control tiene que suceder para que tu idea funcione? (¿Necesitas tener suerte?) ¿de verdad?

¿Cuánto tiempo y dinero vas a necesitar para averiguar si tienes alguna oportunidad?

¿Qué activos posees que puedes aprovechar? (Contactos, experiencia, dinero, conocimiento..)

¿Qué activos necesitas adquirir?

¿De quien necesitas ayuda? ¿Suele ayudar a personas como tú?

Estas preguntas no son fáciles, casi nadie las responde. No lo hacen porque duele, genera dudas, incertidumbre, nos hace pensar. Son como un puñetazo en el estómago y joder, nadie quiere esa sensación. Pero funcionan.

Si te estás escondiendo de ellas, es hora de descubrir por qué. 

PUSHCAMP RICARDO LLAMAS